dimecres, d’agost 29, 2007

Els nens i les nenes sahrauis del Maresme marxem cap a els Campaments











3 comentaris:

Anònim ha dit...

Buenas fotos que coonfirman la ilusión de los peques por regresar con sus familias y lo bien que so lo han pasado con sus familias de "aquí". Ganas de reencontrasse con sus amigos y contarse las aventuras que han vivido y "picardias" que han hecho.

Muy duro lo de las veinticuatro horas de espera. Hasta el Delegado esta por los suelos.....!!

Y muy bien por todos y por Anna por estar allí acompañandoles lo que hubiera hecho falta.

Sitgesmara

Anna ha dit...

Pacoooooooo, te ha salido competencia con las fotos jajajajaja.
Tengo que reconocer que fué muy cansado, pero la ilusión de los niños por regresar era más fuerte. Y además del comportamiento de los niños, que fué excelente, hay que decir que la delegación tambien trabajó mucho. Y todos los que estuvieron en los hoteles y los que vinieron despues...un 10 por la solidaridad que se repiraba. Gracias a todos.

100 MILLONES DE TONELADES ha dit...

¡Hablemos de economía!

Hace algunos años, tras organizar unas manifestaciones en defensa de los pueblos indios, me invitaron en Brasil y fui a un lugar secreto en la selva de la Amazonas para recibir la licenciatura ad honorem por la Universidad de la Selva.

Los profesores eran los guardianes de la selva, los del cielo, los del tiempo y los del amor.

Me explicaron que la selva pluvial soportaba el cielo y, si se la hubiera derribado, el cielo hubiera caído encima de la tierra poneindo fin a los tiempos de la conciencia y, por eso, el amor hubiera cesado de existir.

Me pidieron un discurso para le entrega de la licenciatura.

Decidí hablar de desarrollo y economía.

Expliqué que si siembra un grano de maíz crece una planta que da 1000 granos y, entonces, en un año el maíz tiene un rendimiento del 9999%.

Un billete de 100$ siembrado en un banco rinde el 5%.

Expliqué que, si en un estanque vive un centenar de peces, cada año, dejándone un centenar, se puden pescar por lo menos mil, con un rendimiento del 1000%.

Un trozo de oro dejado en una cajafuerte el año siguiente queda igual.

Les expliqué que con la teconología el hombre ha inventado instrumentos con los que puede convertir el viento, el sol, las olas y las corrientes en luz, fuerza y calor, transportables a lo lejos y con los que se puede dar energía a instrumentos muy útiles.

Expliqué que con un panel solar se puede obtener luz durante siglos.

Un rendimiento de alrededor del 100.00%.

Un litro de gasolina, en cambio, cuando ya se haya quemado, se ha quemado para siempre, con un rendimiento cerca de cero.

Expliqué que, talando una rama del árbol se puede obtener un sinfín de fibras vegetales ya que la rama vuelve a crecer con un rendimiento de 10.000.000.000%.

Si, en cambio, talas un árbol sin sembrar otro, el rendimiento es bajo cero, ya que los beneficios obtenidos con su madera no podrán repagar nunca la pérdida de ese árbol.

Porque está científicamente comprobado que el cielo está soportado por los árboles.

Talando los árboles se desencadena una serie de cambios devastadores en el clima y, de hecho, el cielo se caería encima de la tierra aplastándolo todo y a todo el mundo, incluso a los seres humanos y, por eso, todo se acabaría y moriríamos todos y ya no quedaría ni un hoy, ni un ayer o un mañana.

"Ya no habrá ningún tipo de desarrollo o de economía. Y no bastará con correr lo más rápido posible por que quando todo se acabe, todo se acaba y ya no queda tiempo ni siquiera para escapar".

Cuando todo se acaba ya no hay pasado, ni presente ni futuro.

Para el amor, en cambio, se necesita mucho pasado, mucho presente y mucho futuro y si no queda tiempo para amar, tampoco el amor puede sobrevivir.

Enconces, dirigí mi mirada hacia el mundo y grité:

"Por favor, si estás escuchando este discurso, si acaso estás talando un árbol de la selva, párate ahora! Quita una rama, quita dos, pero por favor no tales todo el árbol. Si cortas una rama y vuelves el año que viene vas a encontrar otra. Si talas el árbol ya no queda nada entre tierra y cielo, ya no queda nada que soporte el cielo sobre nuestras cabezas. Si talas los árboles el cielo se te cae encima y vamos a morir todos: eso significa que ya no va a haber un ayer, un hoy o un mañana y ya no va ahaber amor. ¡Para nadie, ni siquiera para ti! Si quieres talar un árbol, siembra una semilla y ya verás que otro va a crecer".

Aplaudieron, me besaron, me abrazaron, me estrecharon las manos, se echaron a llorar y convirtieron la licenciatura ad honorem en una licenciatura con matrícula de honor.

100 MILLONES DE TONELADES
http://100-milioni-di-tonnellate.blogspot.com/2007/08/100-millones-de-toneladas.html