diumenge, de maig 03, 2009

Per tots i totes, les persones que estimen el poble sahrauí



No creas, poeta, que tu voz no se oye.


Con bellas palabras puede cambiarse el  mundo


si esas palabras dicen  lo que hay que decir.


No hay alto el fuego para los poetas:


Sólo versos, como balas, disparando al corazón de la injusticia.

 


M. J.  Alvarado

1 comentari:

Mª Mercè ha dit...

Gràcies per el poema. Preciós!

Abraçades solidàries!